El fax no viaja solo por el espacio.

¿A quién no le gusta viajar? ¿Y viajar en el tiempo? Actualmente y comparando con no hace ni veinte años, la extrema facilidad para viajar no se restringe al transporte, que ya es mucho, sino también a la telecomunicación, a la posibilidad de contactar con clientes, proveedores o socios instalados en otra ciudad, otro país, otro continente.

Viajar en el tiempo es el sueño de muchos y las últimas tendencias lo hacen posible. Vayamos a cualquier sector de actividad, en la gran mayoría de los estudios de mercado, en los últimos años una inclinación del comportamiento del consumidor es volver al pasado; volver a encontrar el diseño, el concepto o cualquier detalle que nos haga viajar en el tiempo. Recordamos costumbres pasadas, oficios casi olvidados, sacamos de los armarios ropa de la generaciones anteriores, etc. En otras palabras podría ser llevar lo pasado al presente.

El fax es una de estas costumbres en el mundo empresarial que hubiéramos podido perder, por desuso y por comodidad. La explosión de Internet y las constantes mejoras hicieron que este doble uso parezca obsoleto. Lo cierto también es que los usuarios regulares de este modo de comunicación vieron dificultades y sobre todo en cuanto a la compatibilidad. Existen varias formas de volver al pasado:

  • una puede ser poner a la venta el producto original y llamarlo “vintage”,
  • otra sería poner al día de hoy el producto o servicio olvidado.faxvirtual el fax no solo viaja por el espacio

En el caso del fax, somos algunas empresas, que supimos recuperar la esencia del servicio, resolver el tema de la máquina y mejorar el conjunto para que sea utilizable y coherente con las últimas innovaciones en el sector de la telecomunicación. Partiendo de un documento fax, se consigue llegar a un documento formato pdf, compatible y legible para la gran mayoría de las empresas. Lo comentamos, la compatibilidad se convirtió en límite y tenía que ser uno de los mayores retos, ya que el fax no permitía una buena comunicación con las start-up y empresas más recientes. Llamémoslo “oldschool” o “vintage”, son herramientas que tienden a facilitarnos la vida, tanto cotidiana como empresarial.

 

Además, se le añade una ventaja por ser sostenible: se reduce significativamente el consumo de papel, de tinta y de electricidad. Cualquier empresa utilizando este medio de comunicación tiene excusa para presumir de esta ventaja. Las empresas utilizando el servicio de faxvirtual.com podrían formar parte de este élite de empresas sostenibles y diferenciarse.

La responsabilidad social corporativa no es algo que se tenga que posponer, visto la mala fama que se puede adquirir en tan poco tiempo por errores de este tipo, por no ponerse al día, contaminar más de la cuenta o no permitir a todo cliente una accesibilidad total.
Sigue abriendo tu abanico de posibilidades para todas las empresas que quieran contactar contigo. Sobre todo, por no cerrar la puerta a ninguno. Sigue modernizándote sin tener que dejar todo lo antiguo. No dudes en buscar más información sobre el tema y las funciones de este servicio vintage en nuestro sitio web.

Deja un comentario