El fax se resiste a morir

 Para este comienzo de año 2015 seguramente saldrá como segura en muchas apuestas la muerte del fax, apuesta que se viene repitiendo desde hace unos años al hablar de tecnología y comunicaciones, pero que sin embargo parece todavía a día de hoy arriesgada.

A pesar de que es cierto el descenso en su uso, todavía quedan varios de miles de personas que todavía utilizan el fax con cierta asiduidad. Durante muchos años el fax fue el modo más rápido y eficaz de enviar documentos, si además nos permitía garantizar que se había recibido de forma correcta, parece lógico que durante muchos años haya sido el medio preferido de comunicación en muchas áreas, y que aún hoy se siga prefiriendo en otras, como la del derecho o la sanidad.

Sin duda  la principal ventaja del fax es la posibilidad de enviar documentos de forma sencilla, ya sea a números nacionales o internacionales, obteniendo confirmación o “report” de que el documento ha sido recibido tal y como lo hemos enviado, ya que además no es posible “crackear” un fax. No es raro entonces que al fax se le conceda valor legal en nuestro país.

Otro de los puntos fuertes del fax y que le permite seguir con vida es su constante evolución. El fax supo adaptarse a la evolución de la tecnología de las telecomunicaciones. Así, rápidamente fue adquiriendo funcionalidad y utilidad gracias a la mayor velocidad de transmisión, posibilidad de enviar fotografías, aparecieron fax incorporando teléfonos, equipos multifunción… Hasta llegar al fax por Internet.

El fax por Internet

El fax por Internet supone la evolución del fax tradicional, manteniendo todas sus ventajas pero permitiéndonos enviar y recibir faxes de manera todavía más sencilla, económica y ecológica.

Gracias al fax por Internet parece que la supervivencia del fax está asegurada durante al menos unos años más, aunque quizá no podamos decir lo mismo del fax tradicional…

Adoptar la nueva versión del fax es muy fácil y económica, solo debes elegir Faxvirtual.com y su fax por 2,99€/mes.

 

Deja un comentario