Costumbre nipona, de puño y letra.

Japón es un país caracterizado por ser el escaparate para el resto de países en cuanto a tecnología e innovación. Económicamente se sitúa en tercera posición a nivel mundial, por ello, las grandes corporaciones destinan elevadísimas cantidades de dinero a la hora de invertir en investigación, desarrollo y experimentación con la finalidad de mantener los primeros puestos. Japón es el primer productor de acero en el mundo y de construcciones navales, destaca en la producción de automóviles y de caucho sintético…bancas, telecomunicaciones, seguros, transporte, venta al por menor, metales no ferrosos, textiles…podría seguir nombrando otras muchas industrias en las que Japón se mueve con soltura, pero resulta mucho más curioso indagar y conocer ciertas costumbres de los habitantes del este de Asia.

¿Sabias que en Japón existen aseos automáticos, que escasean las papeleras en la ciudad o que es costumbre caminar con mascarillas faciales para combatir la contaminación? Éstas son sólo algunas de las singularidades de este lugar pero sin lugar a dudas, hay una que llama mucho más la atención. Mientras en el resto de países se acumulan las máquinas de fax tradicionales llenas de polvo y optan por seguir avanzando en el uso del Fax por Internet, Japón sigue reacia, a pesar de su avance en tecnología, en innovación en investigación, a desprenderse de este tipo de maquinaria. Es curioso saber que grandes empresas como Suzuki no solo optan por enviar fax a través de las maquinas tradicionales, sino que lo escriben de puño y letra. Según el Instituto de Investigación del Fax de Internet, el 87,5% de los hombres de negocio japoneses entrevistados dijeron que esta máquina es una herramienta de negocios clave. En un país que posee una de las redes de banda ancha más rápidas del mundo y aún así Suzuki es una de las tantas empresas que se niegan a abandonar la forma tradicional de hacer las cosas. La costumbre de escribir a mano está fuertemente arraigada en este país, los curriculums vitae son escritos a mano, a la gente le gusta tener documentos reales en la mano, físicamente, para cualquier documento oficial, incluidos contratos inmobiliarios, en Japón es necesario un sello en vez de una firma. Pero aun existe otra razón, y es que la demografía en Japón se caracteriza por que mas de la mitad de la población esta constituida por personas mayores de 65 años acostumbradas al papel. Los mensajes escritos a mano han sido necesarios durante muchos años en Japón donde el lenguaje escrito es muy complejo, estudios reflejan que el número de máquinas de fax tanto en las viviendas como en las empresas siguen aumentando desde 2011 (100% oficinas y 45% hogares), lo que refleja una población joven también reacia a las nuevos avances.fax por internet

Este apego incondicional surge durante el apogeo económico de la nación en los 80, cuando las maquinas se convirtieron en un aparato del hogar tan útil como el lavavajillas de hoy en día. De esta manera Japón dominó por aquel entonces la elaboración de fax, produciendo así el 90% de las decenas de millones de máquinas según datos de la Asociación de Comunicaciones y Red de Información de Japón.

¿Interesante verdad? Y tú, ¿cómo te consideras? ¿Innovador? o ¿Tradicional? Si quieres cambiar la forma de hacer las cosas, y adentrarte en el mundo virtual, Faxvirtual.com ¡te lo pone en bandeja! Entra en nuestra web e infórmate sobre las diversas tarifas que ofrecemos. Ya no hay excusas para no ahorrar tiempo, papel y dinero. Cuentas con un personal especializado que te atenderá exclusivamente a ti y resolverá cualquier duda que te surja. No esperes más y cámbiate al Fax por Internet

Deja un comentario