firma digital fax virtual

Fax virtual vs. Firma digital

El ámbito empresarial tiene un mundo de ventanas tecnológicas abiertas. Todo el aspecto comunicativo puede resolverse desde el ordenador con Internet. Desde los objetivos empresariales de alcance tradicional hasta la virtualización de la firma y la comunicación con todos los actores necesarios para el alcance de las metas. La comunicación ha pasado a ser más práctica y fácil.

Diferencia entre fax virtual y firma digital

Las comunicaciones hoy en día son virtuales pero no todos los asuntos de virtualidad significan lo mismo. En este momento queremos poner clara la información que refiere a fax virtual y firma virtual.

El fax virtual es una opción accesible para las empresas por medio de la cual puede dirigirse fax a proveedores, empleados y clientes desde una opción del E-mail. Para manejar esta opción desde la empresa ya se hace innecesario el uso de la máquina de faxes y la cantidad de consumibles que eso gasta, ni la línea telefónica física. 

Este tipo de fax ha permitido que las empresas verdaderamente entren al sistema ecológico, consumiendo el mínimo de recursos posible para mantenerse comunicadas. 

Por su parte firma digital corresponde al respaldo de seguridad que internet ofrece a las personas que deseen autenticar su firma autógrafa. Es básicamente una imagen digital que se carga de un conjunto de algoritmos informáticos de seguridad para ofrecer originalidad y respaldo sobre el documento digital. 

La firma digital solo se encuentra disponible bajo contraseña para ser utilizada por quienes han tenido la posibilidad de adquirirla. Esta imagen es intransferible y debe ser usada con mucho criterio ya que pudiera poner en riesgo información empresarial importante. 

Hablemos de seguridad entre estos dos términos

Cuando se describen las virtudes de fax virtual no se puede dejar de hablar de la seguridad que este servicio ofrece a las empresas. El medio de envío es el correo electrónico pero se suma un proceso de encriptado. 

Uno de los procesos  consiste en transformar los archivos a formato .zip, .pdf o .tif estableciendo previamente una clave de seguridad para que los destinatarios puedan accederá la información.

Se quiere hacer espacial énfasis en que una firma digital no es una imagen escaneada o fotografiada de la firma autógrafa de cualquier persona. Es un producto que se obtiene luego de cifrar la firma autógrafa por un sistema matemático que posiciona los valores simétricos y asimétricos para crear una imagen digital de la firma.

También se da el sistema de criptografía que combina las técnicas asimétrica y simétrica en Pretty Good Privacy o PGP que soporta la información con  las firmas digitales autógrafas y genera una clave de uso único para cada transmisión de información. 

Es decir, se llega al punto donde aclarar que la firma digital asegura el fax virtual. Este servicio de identificación es usado para respaldar y certificar a la autoridad que emite el documento. Al utilizar una firma digital se hace de uso exclusivo la información. 

Ambos sistemas para el envío de información son seguros y pueden ser validados con algunas herramientas informáticas dedicadas a ello. 

Si el objetivo es mantener la información de la empresa con total seguridad, mientras se ahorra y se simplifican un montón de tareas que se debían activar en otrora. Lo mejor será comenzar a usar ambos servicios.

Juntos el fax virtual y la firma digital garantizan la confiabilidad y la seguridad del flujo de información que sale y entra a la empresa. Se han creado una cantidad de algoritmos informáticos para mantener seguro el proceso comunicacional que pudiera parecer un simple correo electrónico.

Fax virtual y firma digital esperan para ser las nuevas herramientas que todas las empresas comiencen a utilizar para actualizar sus sistemas de comunicación.

Deja una respuesta