el pantelegrafo

Historia viva del fax. El pantelégrafo

El mundo de las telecomunicaciones se remonta alrededor del año 1746, donde un grupo de monjes en una distancia de poco más de un kilómetro, se comunicaron a través de trozos de alambre de hierro conectados con unas botellas a través de los cuales aplicaban pequeñas descargas eléctricas. Este hito fue considerado como uno de los primeros telégrafos de la historia, sin embargo, no fue hasta 1862 cuando se consiguió transmitir textos e imágenes desde un lugar a otro.
Su inventor fue Giovanni Caselli, un sacerdote italiano que buscaba sin cesar una manera de, a través de un cable telegráfico, enviar documentos como los ya mencionados. Y así lo hizo, con casi 2 metros de alto y llena de péndulos, cables y baterías, Giovanni creó la primera máquina fax de la historia.

El nombre que se le dio a este aparato fue el de Pantelégrafo, no es más que una combinación entre telégrafo y pantógrafo.

¿Cual era su funcionamiento?

Su funcionamiento no era simple, hacían pasar una corriente eléctrica por una imagen, esta señal se llegaba a través de un recibidor que plasmaba lo recibido (válgase la redundancia) en una hoja de papel. La persona que quería enviar el documento plasmaba sobre una especia de placa metálica su mensaje y esta se fijaba en un rodillo, que además tenía una aguja conectada a un péndulo que se movía sobre el documento original y poco a poco, iba enviando una señal eléctrica hacia la máquina receptora, la cual tenía otra aguja que iba «imprimiendo» lo recibido. El papel en el que se «imprimía» el documento tenía que estar químicamente tratado y cambiaba de color al entrar en contacto con la electricidad generada por el péndulo, lo que lograba plasmar una copia exacta.

Sabemos que es difícil de imaginar, os dejamos este vídeo para que sea más fácil comprender su funcionamiento.

Aunque su uso fue un éxito y Giovanni obtuvo una gran fama en su época, el invento no transcendió demasiado. Desde entonces, las transmisiones de documentos han evolucionado enormemente, desde el sistema fotoeléctrico, la máquina de tele-fotografía o la máquina de fax han pasado más de 60 años de innovaciones, todas ellas destinadas a convertirse en lo que tenemos actualmente, el fax virtual.

Debido a los avances en el entorno de las telecomunicaciones, el mundo del fax se mantiene vivo gracias al fax virtual, este permite realizar transimisiones de documentos directamente a través del correo electrónico, simplemente adjuntando un archivo y pulsando «enviar». No podemos negar que el proceso de envío o recepción se ha simplificado bastante, pero no sólo en eso se benefician los usuarios del fax por internet.

  • Notarás grandes ahorros a final de mes.
  • Ganarás una tremenda movilidad al poder recibir o enviar fax directamente desde cualquier dispositivo con acceso a tu correo.
  • Ahorrarás en espacio, no sólo el espacio ocupado por la máquina de fax si no por todos esos archivadores llenos de papeles impresos.
  • Ganarás seguridad: Los envíos de fax a través del correo electrónico son muy fiables gracias a que podrás encriptar el documento.
  • Ahorro en papel y tinta, además de ahorrar en suministros como los mencionados, estarás ayudando al medio ambiente. 

Evoluciona al igual que hizo el pantelégrafo y pásate al faxvirtual. Entra en nuestra web y descubre nuestras increíbles tarifas.

Deja un comentario