La imagen de una empresa ecológica es la clave del éxito

Ser una empresa ecológica ya hace unos años que dejó de estar de moda y se convirtió en una obligación. La ecología y los negocios van cada vez más de la mano. Y no es una sorpresa, ya que la situación del medio ambiente va empeorando y hay que hacer algo con ello. Son múltiples las grandes empresas que declararon la guerra a la alta emisión de CO2.

¿Por qué las empresas deben cuidar el medio ambiente?

La sociedad es cada vez más consciente de la influencia que tienen los seres humanos y nuestra civilización sobre el medio ambiente. Es una situación que preocupa a muchos consumidores ya que empiezan a sentirse culpables, y las organizaciones no pueden permitirse un posicionamiento en la mente de las personas como el culpable de los cambios climáticos negativos. Muchas personas van a elegir los productos de las empresas ecológicas, aunque esto implique pagar un precio más alto. Podemos estar seguros de que cuidar el planeta sólo nos puede ayudar a ganar la confianza de los clientes, nunca perderla. Y no se trata sólo de los clientes. Si queremos hacer negocios con otras compañías o encontrar un inversor, algunos de ellos se niegan a crear alianzas o invertir en empresas no sostenibles con el medio ambiente.

 

¿Cómo convertirse en una empresa eco-friendly?

Uno podría pensar que es sólo una cosa de grandes empresas que pueden gastarse millones en asesores de ecología o en campañas de marketing centradas en el cuidado del medio ambiente. Sin embargo, las pequeñas y medianas empresas también pueden poner un granito de arena y ayudar a salvar el planeta.

Muchos empresarios asocian ser ecológico con un gasto muy grande, pero eso no es cierto. Más bien lo contrario, tener un pensamiento ecológico nos a ayuda a buscar soluciones que requieren menos recursos y mejoran la eficiencia de las actividades de la empresa. El ejemplo más claro puede ser nuestro servicio de fax virtual.

El fax todavía sigue siendo un servicio imprescindible en la vida empresarial, pero tenerlo implica un gasto enorme de papel y podría ser fácilmente eliminado gracias a darle un uso  virtual. Por tan sólo 2,99€ al mes no sólo ayudarás a salvar el planeta al despreciar menos papel, pero además podrás ahorrar dinero al no tener que comprar una máquina de fax y no gastar tanta tinta de la impresora.

 

 

Descubre más ventajas que te proporciona un fax virtual en nuestra página web y si tienes alguna pregunta, no duden en ponerse en contacto con nosotros.

Deja un comentario