¿Por qué un e-mail no puede sustituir al fax?

Un fax parece ser una tecnología del siglo XX, y puede sorprender que en muchas industrias todavía hay gente que se comunica a través de este medio. Ahora ya todo el mundo tiene una dirección de correo electrónico, y además ésta es muy fácil de utilizar. Entonces, ¿por qué hay gente que sigue utilizando fax? ¿Es que son personas que se niegan a la revolución tecnológica? No, por supuesto que no. Si el fax todavía no se ha extinguido, es porque tiene algunas características muy importantes que un correo electrónico no nos puede garantizar.

 

Seguridad

Primero de todo, la seguridad es donde más cojea un correo electrónico. Es un medio de comunicación muy vulnerable a ataques de los hackers. Pueden obtener información confidencial de tu empresa o enviar mensajes en tu nombre que pueden destruir tu imagen. Con un fax virtual no pasa eso, ya que te da la opción de encriptar tus mensajes de dos formas diferentes. Puedes comprimirlo en un archivo zip creando una clave de acceso, o bien, para los verdaderos maníacos de seguridad, utilizar la encriptación Pretty Good Privacy (PGP), que utilizan tanto las técnicas de criptografía asimétrica como la simétrica, aprovechando lo mejor de los dos mundos.

 

Legalidad

La legalidad es otro de los temas en los que el fax le da mil vueltas al correo electrónico. Entre otras cosas por el tema de seguridad que hemos comentado antes, pero también por otros motivos. Si por ejemplo, tenemos que enviar una notificación de un acto administrativo, el destinatario puede negar su recepción o decir que nunca lo haya recibido. Con un fax se elimina este problema, ya que nada más el destinatario recibe el fax, se emite un acuse de recibo que justifica que el mensaje se haya entregado correctamente e indica la fecha y hora de su envío. Y aunque existan aplicaciones que te permiten saber si tu correo electrónico se ha entregado, no tiene la misma validez jurídica que un acuse de recibo del fax.

 

¿Por qué un fax virtual?

 

 

Como podéis ver, el uso de un fax sigue siendo imprescindible en una empresa, pero también sabemos que una máquina de fax tradicional puede traer muchos problemas. No es tan fácil de utilizar como un correo electrónico, y además, muchos de los mensajes pueden quedarse desapercibidos en la bandeja. También nos llena la oficina de los papeles, haciendo que sea difícil tener los documentos ordenados. Como ayuda aparece el servicio de fax virtual, que permite recibir todos los faxes en tu e-mail, aprovechando la rapidez y eficacia de un correo electrónico y la seguridad de un fax.

Descubre más ventajas que trae tener un fax virtual en nuestra página web  ¡No dudes más y contrata nuestro servicio por tan sólo 2,99€ al mes! Si todavía no estás seguro y quieres hacernos alguna pregunta, no dudes en contactarnos.

Deja un comentario