emprender

Tu también tienes la capacidad de emprender

Es muy normal que a menudo nos encontremos con personas frustradas en sus puestos de trabajo, trabajos monótonos que no aportan nada a sus vidas y los cuales están deseando “tirar por la borda”. Muchos de estos individuos creen que no tienen talento emprendedor y que están abocados a permanecer en este tipo de trabajos de por vida.

Es cierto que existen personas que tienen ese talento innato, e incluso se les puede notar desde pequeños… ¿Cuantas veces hemos visto a algún hijo de vecino salir a vender pulseras que él mismo ha creado, a vender limonada…? Desde muy chicos están continuamente emprendiendo y lo seguirán haciendo de adultos, a menudo tropezarán, pero seguirán intentándolo hasta conseguir su objetivo. 

Si no estás entre este grupo de personas, no te preocupes, casi nadie tiene ese talento de manera innata, sin embargo cualquier persona tiene la capacidad de emprender siempre que tengas una idea, creas en ella y seas perseverante a la hora de conseguir tus objetivos. Esta aventura transcurre por una travesía empedrada, en la que tendrás que sortear muchos obstáculos, sin embargo también es un proceso grato y que puede aportarte numerosas ventajas en tu vida.

Os dejamos algunos tips o consejos para aquellos que estén dispuestos a emprender y no tengan muy claro como empezar.

  1. Realiza un análisis a fondo de los productos o servicios que vayas a ofrecer.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de sacar productos o servicios al mercado es tener bien claro a qué público objetivo van a ir dirigidos tus esfuerzos, de esta manera te asegurarás de estar invirtiendo correctamente dichos esfuerzos. Es de vital importancia que conozcas perfectamente tu oferta y conozcas sus puntos fuertes o débiles para que puedas adaptar tus estrategias a estos puntos.

2. Conoce el mercado en el que vas a entrar y sus barreras.

Es también muy importante que conozcas donde vas a entrar y qué empresas están ya asentadas en dicho mercado. De esta manera sabrás cuales son las barreras de entrada que vas a tener que sortear, que empresas son las líderes del mercado y que estrategias siguen cada una de ellas de manera que puedas tener una idea de como establecer las tuyas propias.

3. Ten objetivos cuantificables y a corto plazo.

Todos queremos pensar a lo grande, y eso está muy bien, tener grandes ambiciones (todos queremos convertirnos en el próximo Google o Amazon…), pero siempre sin olvidar que la escalera hay que subirla escalón a escalón. Los objetivos que te marques es importante que sean cuantificables (que puedas medir el retorno de la inversión acometida) y que sean a corto plazo, objetivos poco a poco que puedas ir cumpliendo y que vayan logrando alcanzar objetivos a un plazo mayor.

4. Internet es tu amigo.

Los medios online nos brindad una serie de posibilidades infinitas a la hora de llegar a un público mayor y de una manera eficiente y sobre todo económica. Aprovecha todas las opciones que te ofrece.

5. Confía en tu idea.

Confía en ti, si tu crees en tu idea lucha por ella y no te rindas. Al principio tendrás muchos “bajones” pero debes saber atravesarlos e incluso reinvertir los pocos recursos que obtengas al principio.

 

Deja un comentario